La noche siempre anda pisándote los talones. El mar se ha vuelto hostil. Cuando llegan, las olas so...
La noche siempre anda pisándote los talones. El mar se ha vuelto hostil. Cuando llegan, las olas son muros grises y pesados. El surf se vuelve exigente y comprometido. Entrar o no entrar, pero sin tentativas. El cielo desciende sobre la tierra y pesadas nubes grises anuncian lluvia.

El otoño está aquí. Recibámosle con un fuerte abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios del blog serán moderados por el administrador. Pueden tardar un tiempo en aparecer.