Peter Drouyn  nació en 1950 y fue uno de los surfistas más talentosos del Queensland de la década de los 60 y 70. Siempre fue un tipo enig...
Peter Drouyn nació en 1950 y fue uno de los surfistas más talentosos del Queensland de la década de los 60 y 70. Siempre fue un tipo enigmático y cuentan de él que era teatral y un punto amargado. Sin embargo, era un gran surfista. Wayne "Rabbit" Bartholomew, campeón del mundo en 1978, después de verle surfear en Kirra, dijo: "es la mayor exhibición de surf que he visto en mi vida".

Entre sus méritos deportivos cuenta el dominio total de las competiciones locales en la década de los 60 y 70, la innovación en el estilo, la invención de las mangas man on man en las competiciones de surf e incluso la introducción del surfing en China. Todo un portento.

Peter Drouyn en su gloriosa época de surfer pro
Sin embargo, la amargura que envolvía a Peter era causada por la sexista cultura del surf de entonces. Peter guardaba un secreto. Uno que, dadas las circunstancias de la época y de la vida que había decidido llevar, no podía revelar.

Todo cambió en 2002, cuando sufrió un accidente de surf en el que casi muere ahogado. No mucho después, el lado femenino de Peter emergió por completo. "Fue como una supernova" -explica él mismo- "una noche surgió y de pronto Peter se fue y Westerly ocupó su lugar".

Así fue el renacimiento de Peter; el nacimiento de Westerly Windina, bailarina, cantante y artista.

En 2008, en una entrevista concedida a la televisión nacional australiana, Peter Drouyn declaró por primera vez que vivía como mujer. Aquello causó gran conmoción en la comunidad surfer australiana que, habiendo marginado a Peter en sus años de gloria, redobló la hostilidad hacia él por haberse convertido en ella.

Desde aquello Westerly Windina malvive en un hogar público de la Gold Coast australiana. Su vida es difícil: sola, pobre y objeto de las burlas de todos. Un triste final para uno de los nuestros.

Sin embargo, ella sigue tenaz en la búsqueda de la felicidad y ya ha previsto su futura operación de cambio de sexo en Tailandia siguiendo un complejo tratamiento de hormonas. La historia de Peter aún no ha acabado.

De eso trata el documental que está preparando la productora Westward Productions, del trance de Peter Drouyn hacia su liberación como Westerly Windina, explicando la perspectiva histórica del joven y talentoso surfer, su transición hacia la mujer que siempre quiso ser y la catarsis final que vendrá tras la operación definitiva de cambio de sexo. Un emotivo y largo viaje que documentar.


Además de este documental, existen muchas entrevistas y artículos sobre el caso de Peter/Westerly Windina, muchos con un tratamiento superficial e injusto. De todo lo que he leído para documentar esta entrada, me quedo con la entrevista que le hizo Jamie Brisik en 2011 para Tracks. Muy bien planteada, respetuosa y tierna, tal como ella parece merecer.

Al final de la entrevista, Jamie reproduce las palabras de Westerly Windina:
"No soy Peter.
El ha transitado a otro lugar.
Si os dijera dónde, de todos modos no me creeríais.
Soy otro ser - uno que prefiere la música, cantar, bailar, el cine, el mar... que prefiere ayudar a la gente a reír, a llevar esperanza donde no la hay.
La memoria de Peter habita en mí, pero su cuerpo y su mente ya no están. Mis pensamientos traducen su memoria a una nueva interpretación.
Yo soy la prueba viviente de esa nueva interpretación.
Peter cabalgó el mar como él mismo, unido a mí en uno solo, y voló con las alas de un pájaro, sin mente ni cuerpo, sin otra cosa que el viento... y su espíritu incendió su mente con un nuevo destino.
Hay otra que ha venido de un mundo diferente. A través de Peter convertido en Westerly. Fue engullida por el ángel que vino desde un pasado salvaje.
El tránsito de Peter comenzó cuando ese ángel fue vencido. Y él vivió en su miedo y su soledad, sin saber cuando se había ido.
Cuando el ángel volvió convertido en Westerly y extendió sus alas nadie le creyó.
Pero era inútil negarlo. Y Westerly aceptó su destino.
Westerly lleva una cruz bajo las alas. Pero trae vientos de esperanza. Esperanza para todos los que son injustamente perseguidos. Vuela a través de todos los mares, trayendo la verdad y un nuevo destino.
Peter se ha ido, pero no su memoria. Sus ensayos forman parte de la antítesis de dos mujeres convergiendo y emergiendo de él. Ambas son una sola. Con nuevo aspecto y confianza. Con una nueva misión.
Finalmente, para los surfers: sí, recuerdo como surfear y planear. Pero ya no tengo la tenacidad de Peter para surfear paredes venidas del infierno... No!... Ahora prefiero un escenario de madera, con un público entusiasta, aplaudiendo y silbando ante un espectáculo de baile infernal... pidiéndome cantar una más y seguir bailando..."
Una historia fascinante, sin duda...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios del blog serán moderados por el administrador. Pueden tardar un tiempo en aparecer.