http://2.bp.blogspot.com/-5vtDS66WoPA/UgyDSnOfuoI/AAAAAAAAG-U/qIzv30HVyTg/s72-c/c2a9guille-a-pando-un-sueno-de-findetemp10.jpg

Guillermo Álvarez Pando, fotógrafo y surfista. Podría parecer una definición demasiado breve, pero en una y otra cuestión (la fotografía y...
Guillermo Álvarez Pando, fotógrafo y surfista. Podría parecer una definición demasiado breve, pero en una y otra cuestión (la fotografía y el surf) las posibilidades de vida son infinitas. Conocí el trabajo de Guille en la época en que esto de los blogs de surf era algo raro y muy personal. Recuerdo que al visitar su casa descubrí un surf alternativo, el del retorno a los clásicos, con tablones, singlefins y cosas así. Un mundo en sí mismo.

Hoy Guille es obviamente la misma persona, pero en su trabajo se nota una evolución evidente. Y de eso va la primera pregunta.

¿Cuál ha sido el camino que ha llevado al fotógrafo de Singlefinguille, tu anterior blog de fotografía de surf, al de Puerto de Náufragos, el actual y mucho más heterogéneo?
Pues mi propio camino. La vida te lleva por caminos raros y en el 2004-2005 mi vida prácticamente no existía mucho más allá de estas playas. Siempre he tenido los ojos bien abiertos y una mirada curiosa a mi alrededor y en singlefin todo mi entorno giraba alrededor del surf. Siempre ha sido lo mismo. Mi vida, lo que rodea. Si ahora tuviera tiempo para actualizar a menudo, convertiría Puerto De Náufragos en una mezcla de las cosas que me motivan: cine, fotografía, viajes, cocina, las raíces asturianas, los libros que leo y el surf. Pero falta tiempo, quizás ganas y motivación también y lo de los blogs hace unos años era algo muy diferente, personal y mucho más excitante para mi.


Tu vocación convertida en profesión. Parece un sueño cumplido, pero ¿cuánto se queda por el camino? ¿Ha sido el surf parte de ese sacrificio?
No, no, jamás. El surf sigue estando ahí, siempre ha venido conmigo. Y aunque no me quejo, el sueño se ha cumplido sólo a medias. Ahora pasito a pasito estoy tratando de conseguir la otra mitad.

Al seguir tu historia en la red, mi conclusión es que veo a un tipo que un día se dio cuenta de que en la vida hay mucho más que el surf. ¿Fue así?
Mmmm si, puede decirse que fué algo así. Digamos que el 2007/8 fue un año clave. No sólo cambió mi forma de ver la fotografía, también fue el momento de descubrir algunos libros, películas, de redescubrimientos importantes y.. y de hacer viajes a lugares de surf y acabar en el interior viviendo otra clase de sensaciones.

Tus fotos, si permites el comentario de alguien profano, transmiten cierta tristeza. Las escenas cotidianas retratadas casi siempre en B/N a mí me producen una nostalgia imposible, como de añorar un sitio que no conozco. ¿Qué sabes de la sensación que producen tus fotos?, o mejor ¿qué buscas que sintamos los que las vemos?
Si, soy consciente de la sensación que producen muchas de mis fotos. Es algo raro. Quizás hubo una intención inicial, un malditismo de moda, un momento que ser el más triste y atormentado parecía lo más. Me pasé una buena temporada preocupado por este efecto, intentando sacudirme esa tristeza de encima. Y al final siempre vuelvo a casa con unas fotos de un parque vacío, un retrato de un edificio en ruinas y un par de olas solitarias. Asi que no me preocupa. No me considero triste en absoluto, tampoco un ‘buenrollista’ de esos tan de moda, tengo estados de ánimo variables como todo el mundo y las fotos siempre salen igual... Prefiero pensar que tengo una forma de ver las cosas, una mirada tirando a meláncolica.


Tal como ocurre con muchos fotógrafos y artistas que aparecen en Uno de los Nuestros, cuando enfocas tu trabajo al surf retratas un mundo radicalmente opuesto al que vemos en los webcast de la ASP. ¿Cuál dirías que es el surf “de verdad” si es que tiene sentido hablar de eso?
Supongo que el surf de verdad es el que se hace cada uno en su día a día. Para mi el surf de verdad está hoy cogiendo olas en las playas, lejos de modas y pegatinas, lejos de debates estúpidos basados en el aspecto o la tabla que llevas, en escenas anónimas aleatorias como: la primera vez que descubres la playa X en un viaje, un grupo de amig@s del interior haciendo un curso, un local que tiene media hora de luz para pillar unas olas después de su turno de trabajo, un surf invernal norteño, gris y sin luz, la única chica en su grupo de amigas que surfea y atrae a las demás hacia la playa, un padre cogiendo olas con su hij@, una marejada sorpresa en el Mediterráneo.....(larguísimo etcétera por favor). El surf para mi es un montón de sensaciones y de gestos sencillos que van muchísimo más allá de ser un deporte, de la acción de bajar una ola. Y desde luego, está tan lejos de la ASP como de eventos en los que se intenta reivindicar el espíritu del Verdadero-Surf-Super-Auténtico-Y-Sin-Invento-Yeah bajo el patrocinio de la corporación de turno. De hecho la misma ASP es muchas veces más honesta y entretenida.

Las escenas anónimas que has descrito nos son familiares a todos. Pero, subamos la apuesta: entonces ¿dirías que pese a centrarse en lo mismo (coger olas) el surf pro y el surf terrenal han cogido caminos divergentes?
Sí, por supuesto. Supongo que pasa en todos los deportes. En el Surf tenemos además tantos pequeños matices que agrandan la diferencia. La surf cultura, el surf viaje, el surf intimista, etc...

Respecto a eso, ¿en qué camino crees que anda hoy la escena surfista de Asturias?
Creo que hay más de terrenal que de otra cosa. Pero la verdad, estoy un poco desconectado. Surfeo y me voy. Sigo teniendo buenos amigos en toda la costa asturiana, en tiendas, escuelas de surf y en las playas. Pero el único blog asturiano de surf en mi lista de lectura diaria es el de Legi (ndlr. Legi también apareció en la sección Interviews de Uno de los Nuestros). Y aunque el surf está flotando sobre todo lo que hace, no sé si puede ser considerado blog de surf a esa mezcla cojonuda de cosas. Y ya no me siento identificado con algunos eventos que tienen lugar en Asturias y que antes me motivaban. Hace poco que he vuelto a un surfing más o menos regular y solo me apetece eso, surfear.

Sí, debería ser siempre así de simple: surfear. Pero volvamos a tu trabajo. Has realizado algunas expos en diferentes lugares y tienes una sólida formación fotográfica. Tus fotos se ven circulando por la red y confieso que yo he pasado largos ratos navegando por tu cuenta de Flickr... pero, ¿se puede vivir hoy en día de la fotografía? ¿Cómo ves el “negocio”?
Pues eso, lo veo como un negocio, a veces decadente como muchas cosas hoy en día. Con sus viejas y nuevas glorias recorriendo España entera, haciendo sus tours de talleres y charlas a ‘módicos precios’ y tejiendo su red de contactos en el que tendrás que entrar si quieres exponer en la galería X o estar presente en las jornadas J donde, año tras año, están las mismas personas. Ojo, estamos hablando de una parte, de la llamada ‘fotografía artística’ -Tengo muchos amigos y amigas fotógrafos que se dedican a esto y me parece la cosa más feliz y maravillosa del mundo poder uno vivir de lo que más le gusta-.

Mi esperanza por una fotografía libre, independiente y autoeditada está en la asociación. En el individuo claro, pero me identifico totalmente con algunos colectivos como Blank Paper o NoPhoto. Aunque el estilo de su fotografía pueda gustarme más o menos, creo que es la forma de avanzar.

Y eventos como La Carnicería, un espacio en un mercado madrileño con grandes fotografías a precios populares, hacen que se abran todas las ventanas y entre aire fresco.


En Puerto de Náufragos - por cierto, cómo te envidio ese título ;-) - retratas lo cotidiano y lo hermoso de una vida de viajero tranquilo. Por aquí escribí una vez que el surfing rellena los vacíos que el mundo actual, deshumanizado y violento, dejan en nuestro interior. ¿Vale eso también para la fotografía?
Claro!!! En mi opinión puede aplicarse de la misma manera. Para mi por lo menos, asi es. Y por cierto, el nombre de mi blog al igual que muchos títulos de mis fotos y momentos de inspiración se lo debo a la música de Quique González, que viaja conmigo desde los tiempos del singlefin.

Hablando del mundo actual y con la realidad de mierda que nos acecha: ¿qué opinas tú?, ¿saldremos de ésta?
No soy optimista Pedro. Si volvemos a salir todo indica que será de una forma que nos hará caernos de bruces y hacernos el doble de daño. Por otro lado, no me gusta el forofismo que veo, el ‘y tu más’, la sociedad en general me decepciona cada día. Y mientras nos peleamos en redes sociales y nos pasamos largos ratos riéndonos de todos esos políticos según convenga, ellos siguen ahí y han desmantelado la sanidad, la educación y han conseguido que el nuevo empleo que se crea sea una basura. A la misma velocidad que algunos se enriquecían nosotros nos hemos empobrecido, en todos los aspectos.

Tienes razón, es descorazonador. Sin embargo, ¿crees que la fotografía debe ser también un modo de protesta?, ¿qué parte de responsabilidad en la lucha debe atribuirse alguien que es capaz de mostrar la realidad con estilo y transmitiendo un mensaje profundo en una sola imagen?
Es difícil, cada vez más...todo el mundo está saturadísimo de imágenes, escenas que nos dejaban antes con la boca abierta pasan delante de nuestros ojos sin que movamos una pestaña: nos hemos acostumbrado a nuestra ración diaria de estupidez, violencia y dolor y nos hemos vuelto insensibles, ‘pasotas’. Las fotografía es tan manipulable... y no hablo del photoshop, simplemente la elección del objetivo, del punto de vista, el color... todo eso que llamamos estética fotográfica cambia totalmente la perspectiva de la situación.

Dicho esto, a mi me siguen impactando los trabajos fotográficos con mensaje, me ayudan a centrar la situación en lugares donde estan pasando cosas. Como el trabajo de Manu Brabo en Siria por ejemplo.

Y admiro la figura del fotoperiodista con mayúsculas, de imágenes poderosas, estilo Bruce Davidson (y tantos otros!!) y su reportaje sobre la lucha de los derechos civiles entre 1961 y 1965.


Terminemos con sonrisas y surf. Por favor, cuéntame la última buena sensación que has tenido sobre una tabla.
Me pasé todo el invierno sin entrar a surfear. Bueno...de hecho, estuve mucho más tiempo sin pisar la playa hasta hace poco. Volví a mi playa de siempre y, como si el tiempo no hubiera pasado, me encontré un abrazo, un apretón de manos, unas olas compartidas y una charla después del surfing. Ese tipo de cosas pequeñas que para mi significan surf y que merecen ser incluidas en cualquier reportaje fotógrafico sobre esto.

Pues con eso nos quedamos Guille. Con las cosas buenas del surf y a lo demás que le vayan dando... Muchas gracias por ser uno más de los nuestros.

2 comentarios:

  1. Gran entrevista, Guille es un crack!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Germán. Tú tampoco te manejas nada mal con la cámara, eh? ;-)

      Eliminar

Los comentarios del blog serán moderados por el administrador. Pueden tardar un tiempo en aparecer.