http://2.bp.blogspot.com/-fzemeATLtN8/UoDSRY8t6mI/AAAAAAAAMjM/CpUOA0lbt-Y/s72-c/533444_3821030091443_1684631754_n.jpg

Ser gamberro es fácil. Lo difícil es serlo con estilo. Ése, resumido y fantaseado, es el perfil de Leyre, el ama de jaulas de putoSurf. Su v...
Ser gamberro es fácil. Lo difícil es serlo con estilo. Ése, resumido y fantaseado, es el perfil de Leyre, el ama de jaulas de putoSurf. Su visión del mundo y, en particular, de nuestro universo de surf deja a las claras que estamos ante una chica que no deja indiferente.



Para que te hagas cargo de la entrevista, la primera sin anestesia: ¿quién es Leyre Putosurf? Dices que es más un personaje que una persona, ¿es así? ¿Por qué el surf es putoSurf?
Después de esta presentación sólo me queda destruir el mito, cosa que no se me suele hacer muy cuesta arriba.

putoSurf es la parte gamberra que tod@s guardamos dentro y de modo particular, Leyre. Ahí afuera todo es muy serio, complicado, lleno de crisis y confrontaciones, lleno de animales abandonados y cafés demasiado cargados que te dan acidez, así que un día eché cinco cucharadas de colacao al asunto y dos de azúcar y pensé que necesitamos algo más de gamberrismo, algo de cachondeo para las masas. putoSurf empezó en la época en que los foros de surf comenzaron a dar paso a los blogs, al autobombo, al ego, a las cámaras estupendísimas y enormes que había que llevar con carretilla a la playa y afotar olas, culos, paquetes, gafas modernas y sonrisas rompedoras. De repente todo dios tenía algo interesante que decir, todo el mundo menos putoSurf. putoSurf no tenía barrels, no tenía chicos guapos ni camarones de marca, ni hang tens ni culos reef ni ganas de ser una mala copia de alguien bueno.

putoSurf tenía ganas de reírse y de tomarse todo a la ligera. Así que, después de que la echaran de varios foros porque la inteligencia y el humor no es un mal muy extendido, decidió que de su blog no la echaba nadie a no ser que a ella misma se le cruzara un día el cable y se autobaneara, con un par de pelotas y mucha bipolaridad.

putoSurf es un personaje, a veces una persona medio coherente a veces un poco con rabo de troll, sin nombre ni apellidos, metiéndose con todo y con todos, también con ella misma, tomándoselo todo a broma. A veces la gente se encontraba con putoSurf y veían a Leyre, que no es borde ni tocapelotas, y le tocaba arreglar el desaguisado, el malentendido. Todo es una broma, nada de sensiblerías ni rostros, un hedonismo histriónico (con esta frase ya podríamos dar por terminada la interviú pero seguire de todos modos, yo soy así) sin más fundamento que sacar el juguillo cachondo a la existencia de la/del surfer.

Queda claro... Decía al principio que eres gamberra con estilo. Matizo: tienes una manera de contar las cosas muy directa, irreverente y divertida. Confieso que disfruté mucho de los primeros años de Putosurf. ¿Cómo te ves ahora? ¿Escribir sigue siendo algo importante para ti?
Después de esta entrevista tendré que hacer una cura de humildad, pero de momento me regodearé en los halagos como un chon.

Escribir sigue siendo lo más importante, además de ponerme la férula de los dientes cada noche. Escribir es lo que soy, a veces poco más, a veces ni eso. Pero una es vaga. Una hay día que ve todas esas teclas brillantes delante del morro y mira para otro lado, hacia la orilla, o hacia mas acá, el paquete de galletas, y se cansa de mamonear y repetir que todos somos ola, ola cachonda, salitre al fin y al cabo. Encender el ordenador debe llevar una dosis inestimable de energía y hay días o épocas en las que una no se siente con ganas porque una mosca interesantísima está pasando en ese mismo momento por delante. Son ya varios años con el blog, luego llegan otras cosas como el facebook o twitter que exigen menos esfuerzo y una que no es esforzada, va veleteando de aquí para allá con la energía del offshore. (Es que me salgo).

Y sí. Escribir me gusta, a veces llego al bar de la esquina, pido un bourbon sin hielo y me dedico a observar la vida pasar entre la mugre del suelo y las esquinas de la pared, contando a todo el que quiera oír mi historia, enciendo un pitillo que amarga la comisura de mi labio inferior y comienza el momento de las confesiones a un txikitero de Bilbao, ya sabes, momento pose Bukowski pero sin putas.

Esa irreverencia que utiliza Leyre Putosurf, el personaje, ¿de dónde viene? ¿Es un modo de rebeldía?
No soy tan romántica. Yo soy rebelde en las urnas. En las ongs, en las asociaciones, en mi modo de pasar los días. No he pretendido nunca ser rebelde, ni hacerme un nombre ni contar groupies, sólo tener mi reducto y poder expresar mi sonrisa, mi enfado, mi perplejidad, mi amor por el café sin que nadie me dijera: “La payasa ésa de la tercera fila, sí, tú, no mires a tu compañero, a la puta calle ya con tus gracias, estas baneada, las tías no hablan así ni se meten con nadie, feminista de mierda, te vas a reír de...” ya sabes estas cosas cómo son. Chica, borde y ¿vasca?, al rincón. Siempre han demostrado más coherencia e indulgencia unas personas que otras, pero entiendo que haya habido gente que no me haya entendido, por un lado porque el humor es para gente inteligente, y por otro, porque a veces yo tampoco he tenido ni puta gracia. Por hache o por be aquí hemos estado.

De todos modos, parece que el tema ha funcionado. Has colaborado con revistas digitales como Natural Surfing y Cutback. ¿Cómo fue la historia?, ¿qué te llevas de esa experiencia?
Hasta ahora la entrevista había molado.

Nos vamos a adentrar en el submundo de los malos gestores de revistas de surf. Bien. También he escrito en revistas impresas. Destapemos el asunto, que emoción prepúber me está entrando así a lo tonto... Creo que podría ponerme en plan politicucho lamebolas y sentenciar sin despeinarme que el problema de base es que las revistas de surf están gestionadas más por surfistas que por empresarios. Y podría detenerme ahí pero no quiero. La parte de Gollum loco de putoSurf me arrea por la rabadilla... hay poca seriedad por resumir con buen talante. Sin dar nombres concretos a no ser que me pagues, la cosa está muy clara. Nadie quiere gastarse un duro, ni en mi caso, que soy una pringada, ni en el caso de fotógrafos profesionales sin ir más lejos que a la esquina.

Hay gente muy maja mezclada con toda una fauna en las revistas, estan los hijos de papá que te piden que les pongas la webcam del skype mientras te aseguran que la conversación es sólo laboral, pero que te invitan a dormir en su casa para hablar de trabajo las 12 horas de la noche, los que te encargan expresamente un artículo y sin leerlo te dicen que no tienen sitio en este número y que se lo coloques a otro, los que parece que todo va bien y pagan regularmente hasta que un día no te devuelven los correos y ya no publican más artículos tuyos, los que te dicen que eres una tía y te dicen que escribas en su revista de tías, los que su trabajo es muy serio y respetable y se ganan el pan con el sudor de sus huevos y a ti te piden que escribas a cambio del enorme placer de escribir gratis para que ellos ganen dinero... que mi blog y mis paranoias siempre han sido gratis, y encantada de colaborar para alguien sin esponsores ni publicidad, pero escribe gratis para que yo gane dinero con tu trabajo... eso es ser del pepé. El hombre y la tierra pero sin voz en off, una fauna, u-na-fau-na.

Bufff... menos mal que ya te ingresé los 40mil pavos que vas a cobrar por esto ;-) Sigamos y  hablemos ahora del surf femenino. Siempre he tenido la sensación que las chicas son tratadas con mucho cariño en el line up. Eso hace que algunas se aprovechen y revienten a saltadas cualquier buen baño. ¿Eres de ésas o, por el contrario, respetas los turnos?
Punto número uno. Debería alimentar el mito diciendo que soy una suerte de Micki Dora con pestañas largas, que reviento baños y salto olas mientras lanzo gapos a diestro y siniestro y hago la señal de la victoria a las cámaras. Y quizá lo haga...

Punto número dos. Que ahora vayamos diciendo que las chicas son las que saltan las olas me parece atrevido, siendo finolis. A mi me han saltado las olas en el 99,9% de los casos tíos, y simplemente por una cuestión de proporción en el agua. No tengo consciencia de haber saltado una ola en mi vida acuática, hay unas normas en el agua y cada cual ya es mayorcito para aprenderlas, que en internet no solo se encuentra porno gratis. (Esta entrevista acaba de recibir un pico de visitas ahora mismo).

Por llevar el carnet de chica recibo diversas reacciones, dependiendo del personaje que tenga de morros, afortunadamente sí que se nota mas respeto, timidez o acojone y menos competitividad, aunque a veces hay un pestazo a testosterona escrotal que tira para atrás en el pico. Se os mira, tío, y parecéis seguratas en una playa privada con el labio superior tembloroso esperando a enseñar el colmillo, como si las olas fueran de alguien, aunque teniendo en cuenta que muchos se preparan concienzudamente para marcar todo el perímetro playero echando meaditas pues eso arroja un poco de luz además de urea sobre todo este asunto. El macho alfa que no lo es en su casa lo es en la playa, gente frustrada. La gente que salta olas, que no respeta, que limita su playa a sus amigos, que esta encabronada y estresada en vez de disfrutar... esa gente debería follar más y joder menos.

Follar más y joder menos, qué gran filosofía de vida. El mundo sería un lugar mejor... Sin embargo, el surf es un deporte que ensalza a sus mitos y que crea estereotipos continuamente. El de la chica surfista (rubia, escultural y en bikini a 12ºC) es uno de los más claros. En una ocasión escribiste: “...no existe ser chica en esto del surf. Se trata sólo de ser surfista y de pillar olas, que, aunque nos apriete el neopreno medio metro más arriba que a los chicos, donde realmente nos aprieta el mar es un poco más adentro, como a ti, en el corazón”. No puedo estar más de acuerdo. Sin embargo, la industria va en la dirección opuesta y alimenta los iconos del tipo Alana Blanchard (una surfista muy competente, por otra parte) ¿Qué piensas sobre eso?
La industria apesta. Siguiente pregunta.

La industria no es tu amiga, es quien te hace comprar y consumir, y estereotipa y estruja todo lo que le puede dar algún beneficio.

¿Cómo me siento como mujer viendo que muchas surfistas que pillan de puta madre se acaban quitando la ropa en actitudes sensuales y vendiendo bikinis? Una cosa está clara, el sexo vende, y en un mundo que es el surf en el que hay un mayor porcentaje de hombres, la industria publicitaria cosifica a la mujer en objeto sexual. Y todo para venderte unas chanclas.

Nosotras también hemos estereotipado al hombre en Hugh Jackman con patillas espesas y si la industria lo vendiera en microtanga para que comprara una cama de agua pensaría exactamente lo mismo Está tremendo, pero no me trates de idiota vendiéndome los calzoncillos del Beckham inflándole el paquete.

Leyre vendiendo bikinis ;-)
Al hilo de lo anterior, supongo que te enteraste de la polémica que saltó tras el vídeo de Roxy para promocionar el campeonato de Biarritz 2013. Leímos opiniones encontradas, incluso algunas muy extremas. ¿Cuál es tu visión de aquello?
Mi visión es realmente muy pequeña. Me refiero a que al menos podía haber pillado una ola ¿no?

Sin entrar en el tema sexismo es que es muy estúpido hacer un trailer de un campeonato sin que salga una ola. Mi no comprende. Lo malo es cuando las compañías nos quieren tratar como a idiotas y sólo consiguen demostrar que lo son. O sea, así repasando. El vídeo va de una tía buena en bragas en la cama se despereza y tal se da una ducha y con unos shorties monísimos y una melena preciosa se va con el coche.

Al final resulta que es que está en la playa en pleno plato y saca la tabla y entra.

Yo pensaría que es un anuncio de gel de ducha, aunque pensándolo bien, si analizamos las variantes: tía buena con melenón se desnuda y se contonea..., ¡coño! podría ser un anuncio de CUALQUIER COSA. Cerveza, depilatorios, champú, Dermitek, Ausonia, Ikea, prevención de cáncer de mama, seguro de hogar, BBK, Nescafé, Trivago... y por encima de todo, de KH-7!!!!

Decía más arriba que pienso que os tratamos con cariño en el line up, pero ¿sientes eso tú también o por el contrario sufres la competencia igual que nosotros?
Bueno, una cosa es que te sonrían y otra que te dejen alguna ola.

Lo dicho, depende de la playa, del día de la semana y según parece por algún solventado, de la posición de la luna, así que esto es taaaan relativo... De todas maneras si veo una manada de surfers hambrientos en plena cacería cojo mis instrumentos y me voy a otro pico o a otra playa donde pueda disfrutar sin el olor metálico de la sangre y del celo. No disfruto con la tensión en un pico donde no hay amigos y todo el mundo se mira sospechando con los ojos achinados ¡ay por dios qué agonía! a veces parece que la competitividad saca lo peor de algunas personas y es tan ajeno a mí que me parece muy porculero.

Amén. Otro tema: los intrumentos, es decir, la tablas. Tienes experiencia shapeando puesto que surfeaste (¿aún lo haces?) una tabla construida por ti misma. ¿Qué tal fue? ¿Realmente cualquiera puede hacerse una tabla que funcione?
No, y lo mío es un don, no lo intentéis en casa.

La tabla es mágica y sí, sigo surfeándola, no hay nada más triste que una tabla de adorno en el salón, es como tener un panteón en casa, cualquier día a alguien se le ocurrirá incinerar sus tablas y echar las cenizas al mar o dejarlas en una urna en su casa, intimidando a las visitas.

Cualquiera no puede hacerse una tabla que funcione, lo dicho, hay que saber soñar, tener imaginación, arriesgarse y leer mucho, pero siempre es una opción a las tablas chinas o a gastarse la pasta en ropa o en salir demasiado. Y siempre está bien contar con alguien que te ayude y asesore, así no estarás tirando la pasta ni contaminando el ambiente con poliestireno que, perdona que te diga, es súpercontaminante.

En Putosurf y en algunas otras cosas de las que escribes, incluso en la tabla que te hiciste, hay mucho de los años 70. ¿Es esa para ti la edad dorada del surfing? O, mejor dicho, ¿la edad dorada a secas?
Yo nací en esa época, así que está claro que es la mejor.

Será la edad dorada en California o en París pero nene, aquí estábamos en plena dictadura franquista (como ahora pero sin votar) y si no hay libertad para pensar o hablar no puede ser una época buena.

Si me dices qué prefiero, si al Slater o a media ola de Morning of the Earth y quéquieresquetediga. El Slater me gusta en taparrabos y surfea bien tabla corta, mesa camilla y flotador, y en su estilo es tremendo, pero su estilo no es el mío.

O que nos pongamos a pensar en John Fogerty o Jimmy Page y ya, pues qué quieres que te diga, me los comparas con el Pablo Alborán y… me retrotransporto sin pensármelo ni media.

Así que supongo que tengo esa especie de nostalgia por esa época, quizá todo el mundo tenga algo de quéséyo por el tiempo pasado, que tiene un filtro mágico y de verano eterno, aunque no se la echa tanto de menos con el instagram. Tod@s podemos ser retro ahora.

¿Qué opinas del surf pro? ¿Sigues los webcast de la ASP religiosamente, incluso a horas intempestivas, o le das la espalda a la competición?
No te voy a mentir ni siquiera por quedar bien, siempre me han aburrido los campeonatos. Pero mortalmente. De hecho, me aburre mucho ver a cualquiera surfear, a no ser que sea con tablón o una single que ahí ya lo llego a disfrutar, algo sobre lo que andar, pero ver a alguien dar tablazos contra el labio, marearse a reentrys y ponerlo todo perdido de espuma se me hace como una mala peli de Woody Allen, un sinsentido, ni aunque sea tu enamorado y le miras con ojos de pichón, “me haces fotos” –te dice “ya, ya, sí sí tú dale que no hay nada más para mí en el mundo que tú surfeando y yo en la orilla...” “no me estabas mirando” –te hace notar “¿Cómo que no? … -finges estar ofendida –lo que pasa es que me has pillado en las cientocuarenta páginas más interesantes de este libro y me he traspuesto” Pues no, no soy yo de palo contemplativo. “Me has visto ésa?” –insiste con valentía “Sú sú” (es un sí con la boca pequeña).

Pero no me pasa sólo con el surf, siempre he sido más de hacer deporte que de verlo, aunque hay gente a quienes da gusto mirar. Y luego hay gente a quienes da gusto ver surfear también.

Hablando de competición, ¿no te parece injusto que en algunas citas de la ASP se reserven las mejores condiciones a los chicos y se dejen las chustas para las chicas?
Qué va, me parece de puta madre. ¿Y qué te parece a ti, Pedro, que a los que se llaman Pedro los apaleen con una toalla mojada y a los que se llaman Sergio les pongan un mono abanicándoles las orejas?

En algunas citas de la ASP dice... me pregunto cuándo no es así en cualquier competición. Injusto es un eufemismo. Pfff... ¿qué quieres que te diga? yo pediría una hoja de reclamaciones, pero como estoy fuera del circuito tienen que ser las chicas las que digan algo y exijan un trato igualitario, no voy a ir yo por ellas cuando no entro en una manga ni por despiste. Si creemos que hay una injusticia somos las afectadas quienes tenemos que cambiarlo, no van a venir a dárnoslo hecho.

También me parece mal que en los campeonatos pongan las mejores condiciones a los pros. Pero qué te voy a decir, ésa es una de las cosas por la que paso de campeonatos.

Y luego está la opción personal de boicotear a las firmas, que es lo que hago yo con “Coral” hasta que no deje de sacar culos de tías sin ton ni son para vender ropa. Es como si yo sacara a tíos en rabo para que vuestras novias o los amigos gays me compren una camiseta de putoSurf.

De todas maneras es que Roxy es la quintaesencia de la aguantatoallas, y me refiero con esto a la imagen de la novia que va de arriba abajo de marca para no hacer nada, que hace tiempo me metí con esa idea estereotipada de la aguantatoallas y alguna gente quiso tirárseme al cuello porque no entendían la ironía, y luego hubo gente que se me quería tirar, irónicamente por el mismo artículo.

Tienes razón. Sin embargo estas marcas son la base del surf pro femenino y a mí me parece que hoy día es de un nivel increíble y que algunas chicas podrían medirse con los chicos. ¿Ves factible un ranking único?
No he entendido bien la pregunta, ¿querías decir que algunas chicas podrían medirse con algunos chicos? ¿o que las chicas podrían medirse con los chicos?

Yo siempre he pensado dos cosas. Bueno, alguna más de vez en cuando. En este tema para mí hay una persona que hace surf, se llama surfista. Sea chica o chico sigue siendo surfista, por eso no uso surfero o surfera, es una manera de diferenciar. Hay surfistas que le dan mil vueltas a otros surfistas, sean chicas o chicos. A mí, por ejemplo, me dan cien vueltas todos.

Luego está esa obsesión de los países capitalistas por hacer rankings. Esta persona es mejor que ésa. Tú eres menos que yo, pero ésta es la mejor de todas. Mejor surfista puede ser quien mejor surfea o quien mejor se lo pasa en el agua. Allá cada uno. Para mí lo mejor que no haya rankings, y si tiene que haberlos, que haya uno que incluya a ambos sexos. Pero como tantas cosas en esta vida tendré que joderme porque parece que la mayoría del resto del mundo opina exactamente lo contrario a mí. Y es mucha gente junta como para molestarme en cambiarlo, luego me canso y no hay dios que reme.

Hablemos de arte. El surf, como buena subcultura, alimenta una cantidad ingente de manifestaciones artísticas: literatura, fotografía, pintura, música… Internet nos trae surf art talentoso desde los puntos más remotos del planeta. ¿Es un moda que pasará o crees que ya es un camino sin retorno?
Joder espero que dure! para una cosa buena que trae la masificación del surf, que es el arte, que dure. Nos tenemos que tragar la publicidad, el sexismo, el consumo dirigido, las modas, al fin y al cabo es todo dinero que repercute en las grandes marcas, en nadie más. Al menos la cultura y el arte revierten en tod@s, todos podemos participar de ello y disfrutarlo, es lo tercero mejor del surf, después de practicarlo (1) y de mí (2).

Y eso de que venga de puntos remotos del planeta está muy bien, la descentralización y heterogeneización del/de la surfista tipo es beneficioso desde cualquier p… perdón, que sí, sí, que mola.

Hablando de modas y cosas que acaban degenerando, este año el Festival de Longboard de Salinas ha sido polémico. Los que buscaban surf y baños entre amigos encontraron mucho festival y poco longboard. ¿Cuál es tu opinión? ¿Crees que todas las buenas ideas acaban machadas por el uso que se hace de ellas?
No necesariamente. Yo tengo más de treinta años y cada día mejoro, se trata de qué se hace con la materia prima. Es como una tabla. Si la cuidas y la reparas, le pones funda y no le das golpes con el ascensor te dura mucho tiempo perfecta, pero como la trates mal no te dura dos días.

Yo creo que Salinas no se ha tratado con cariño pero no este año sino ya hace unos cuantos, yo hace dos que no voy por allí porque ya se veía venir cada año pasaba algo que me gustaba menos y he dejado de ir porque me da una pereza horrenda ir hasta allí para encontrarme con cosas que no necesito vivir. En el caso de Salinas parece que se haya pensado más en lo multitudinario y en el beneficio económico que dan las marcas en detrimento de las personas. En traer estrellas en vez de dejar que la gente hable entre ellos mientras surfea, en que coincidan con conciertos que traen a público que no tiene nada que ver y que entiende el deporte como el levantamiento de botellín o partirle la cara a alguien o cagarles en el coche.


Cuando el festival era de unas cien personas y no había carpas ni música todo el día, ni consumo y publicidad, puede que algunas personas no sacaran tanta tajada del festival, pero está claro que las personas que íbamos aportábamos más y recibíamos desproporcionalmente, más gente y menos marcas.

Para mí el problema de Salinas es que es un festival al que se le ha subido el éxito a la cabeza y que ha perdido su toque. No ha sabido manejar su éxito y ha acabado con lo bueno que tenía. Lo único que merece ahora la pena de Salinas es la gente que va, y no debemos olvidar que aparte de Salinas hay muchos más festivales de longboard, que lo hacen muy bien y que siguen teniendo el espíritu que movió a éste hace unos años, y se están ganando a pulso ser referentes.

Cambiemos de tema: circula por ahí un video tuyo donde tocas el ukelele y cantas el Mele Kalikimaka a lo Bing Crosby ;-) ¿Qué relación tienes con la música actualmente? ¿Es algo que pertenece a la Leyre persona más que al personaje?
La sombra de putoSurf es muy alargada, y por la zona de la lorza bastante oronda, así que ocupa mucho.

Pues empecé a subir vídeos estúpidamente vergonzosos en mi línea de matar al mito y porque no suelo tomarme nada de esto en serio, me gusta la música y toco varios instrumentos aparte de las pelotas, por cosas de estas de la vida acabé tocando en un grupo y haciendo los coros. Afortunadamente hay pocos testimonios gráficos aunque yo lo hice muy bien en el tema sonoro y los demás no estuvieron mal tampoco ja ja ja, el grupo ha sufrido varias estampidas y creo que habrá que pasar página y esperar que Sony me haga la gran pregunta, aunque para navidades estoy pensando sacar un nuevo single a youtube con mi nuevo ukelelo.


Para acabar, hablemos sobre el Mediterráneo. La visión que muchos tienen en el norte es la de un mar sin olas (eso es cierto) hasta los topes de advenedizos surfistas de escaparate. ¿Qué piensas de eso? ¿Has tenido oportunidad de surfear nuestro mar?
No sólo eso, tuve hasta oportunidad de abrirme la barbilla en vuestro mar. Esas magníficas orilleras en escalón que son mis favoritas y salir pitando del agua porque empieza a teñirse de sangre y una que lee mucho se acuerda que el Med es una reserva de tiburones blancos.

Lo de los posers no os creáis tan especiales, que cada playa tiene alguno, yo misma por ejemplo, pero sí es cierto y yo lo entiendo, que si tienes más horas para estar en secano pues lo lógico es que te dediques a filosofar más sobre qué significa el surf y a investigar sobre la paleontolosurfía que a meterte al agua, así que me parece de lo más lógico, divertido incluso.

Eso sí, y para resumir que la entrevista ha sido larga y se me ha dormido un pie, decir que no nos tomemos nada demasiado en serio, que luego nos convertimos en unos dogmáticos de mierda, y con una arruga vertical en el entrecejo que pa qué. Tendríais que ver la mía... aunque la compenso con patas de gallo de las carcajadas. A ver si podemos surfear tranquilamente, o ser posers tranquilamente, riéndonos de todo y sobre todo teniendo mucho respeto por el medio ambiente que es donde nos movemos, no hagas nada contra el medio ambiente sin ser consciente de que luego vas a andar descalzo en la playa y lo vas a pisar todo, te vas a comer todos los putos rayos uva de la capa de ozono y vas a tragar agua de mar como un campeón.

Uhin ederrak! Buenas olas! Bones onades! Boas ondas!

Y con eso será suficiente: risas, respeto y buenas olas. Muchas gracias por tomarte la molestia de contestar la entrevista. Sé que ha sido como esos exámenes finales que te miras la noche antes a toda prisa, pero que luego vas y lo clavas... ;-)

Un abrazo mediterráneo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios del blog serán moderados por el administrador. Pueden tardar un tiempo en aparecer.