Ryan nació en Carolina del Norte y ya desde el colegio destacó como artista. Invirtió su juventud surfeando, trabajando en algunos talleres...
Ryan nació en Carolina del Norte y ya desde el colegio destacó como artista. Invirtió su juventud surfeando, trabajando en algunos talleres locales de shape, pintando tablas aquí y allá, siempre viajando con sus amigos en busca de olas.

Poco a poco cambió las tablas por proyectos artísticos de mayor envergadura y trabajó para restaurantes, hoteles, nightclubs y stages de conciertos.

En 2009 estos proyectos le llevaron a New York. Una noche, experimentando nuevas técnicas, intentó reimprimir un lienzo ya pintado con una impresora de gran formato. Aquello petó de mala manera, pero Ryan, agobiado, decidió no llamar al técnico. Desmontó la impresora pieza a pieza para entender su funcionamiento y la hackeó para llevar su idea a cabo.

Finalmente consiguió su objetivo y dio rienda suelta a su ideario artístico: añadir material fotográfico de gran detalle a sus cuadros ya pintados. El resultado fue demoledor. Casi tanto como su éxito posterior en los circuitos artísticos neoryorquinos que le permitió montar su propia galería. Aquí os dejo una muestra de su trabajo. Nivelazo.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios del blog serán moderados por el administrador. Pueden tardar un tiempo en aparecer.