Hay personas que viven el arte como algo innato, como un relámpago que va de dentro hacia fuera y que no se puede parar ni limitar, ...
Hay personas que viven el arte como algo innato, como un relámpago que va de dentro hacia fuera y que no se puede parar ni limitar, sino simplemente canalizar. Del mismo modo ocurre con el surf. Cuando surfear deja de tener ese sentido tribal de identificación con el grupo y se convierte en algo íntimo y personal. Recuerdo una frase que leí hace tiempo: "yo no soy surfer, yo hago surf". Supongo que queda claro el matiz. Que despeja todas las dudas.

Pues así es Jil-Laura. Una persona que no es artista desde el punto de vista cool del término, sino que hace arte desde el punto de vista personal, pasional e intransferible. Con todos vosotros: Jil-Laura (también en Instagram y Facebook).


Para empezar sin molestos preliminares, ¿quién es Jil-Laura y qué te motiva para dedicarte al arte?
¡Hola! Soy creativa, multidisciplinar y alemana viviendo en Barcelona. He estudiado diseño gráfico y fotografía, he trabajado en varias agencias de publicidad de Berlín y Barcelona y me dedico sobretodo y, actualmente con mas intensidad, a pintar y diseñar tablas de surf/skate/snow.

Dibujo desde los tres años (eso dicen mis padres). Es más, creo que de pequeña no hacía otra cosa. Crear siempre ha formado parte de mi personalidad, es mi mundo y simplemente no sé hacer otra cosa. El arte siempre ha sido mi mejor amigo, un gran compañero en todos mis viajes personales e incluso a veces mi salvación en algunos momentos duros de mi vida.

Está claro que el arte  y la creatividad son parte crucial de tu vida, tanto profesional como personalmente, pero ¿cómo es ese columpio entre la Jil-Laura profesional de la publicidad y la Jil-Laura artista?
La Jil-Laura artista lo soy desde que nací. Soy una persona muy pasional con inquietudes que expreso a través de mi arte día a día. Mi intención es vivir de mi arte algún día, pero siendo sinceros, a nadie se le escapa que hay mucho camino por delante para conseguirlo.

El diseño gráfico era para mí, a la hora de elegir una carrera, la mejor opción para tener una profesión con que alimentarme y la que más se parecía a lo que me apasiona hacer. Hoy en día lo que aprendí como diseñadora y fotógrafa profesional me ayuda a mostrar y vender mi arte tal como yo lo tengo en mente. Se ha convertido en una herramienta indispensable y es otra vía de expresión artística muy válida.


Si pienso en tu obra, el grafitti y el arte urbano me vienen enseguida a la mente. ¿Es un estilo definido, una intención o una casualidad?
Ah, ¿si? Jajajaja, pues no me veo muy identificada con el graffiti, más bien con el arte psicodélico y detallista. Sí que he tenido alguna influencia del arte pop como las tablas de los comics retro, pero...

De acuerdo, de acuerdo... Ha sido un atrevimiento por mi parte. Nadie mejor que tú misma para definir tu estilo.
Suelo pasar por diferentes etapas de inspiraciones. Busco cada día nuevos detalles en el mundo para alimentar mi arte y sí que es verdad que sobretodo los años 70 y 80 me inspiran mucho. Desde hace un tiempo me vienen inspiraciones fuertes del rock psicodélico. Tiene un lado muy colorido como a la vez muy negro y oscuro. Sus canciones de 15 minutos o más me ayudan a perderme en los detalles minúsculos de mi obra, a crear mundos pequeños en una composición compleja. Me gusta que el observador pueda buscar y descubrir elementos que a lo mejor a la primera no aprecia.


En cambio, tu obra de ilustradora “profesional” es mucho más estándar, menos personal. ¿Marca tanto el desarrollo de una obra las necesidades del cliente? ¿Cuesta mucho sacrificar el estilo propio o, por contra, lo ves como una oportunidad para desarrollarlo aún más?
La realidad en una agencia de publicidad es que hoy en día se ilustra muy poco. Las prisas, el poco tiempo disponible, presupuestos justos e Internet lleno de bancos de imágenes con ilustraciones, hace que uno se dedique más bien a retocar y reconstruir vectores que ya están hechos por otros.

Directamente no hay un estilo propio con alguna excepción de encargo a un ilustrador en específico. Pero en este caso también todo son cambios y adaptaciones, así que la mayoría de veces del estilo propio queda poco aparte de que el nombre tampoco suele aparecer después debajo de la ilustración, ya que se está vendiendo a las grandes marcas. Por eso en la vida profesional siempre me he definido más bien como diseñadora y no como ilustradora.

El business manda, está claro... Volvamos a tu faceta artística. En ella el surf y el skate son un pilar básico. ¿Qué relación tienes con ambos deportes? ¿Qué te aportan y qué te inspiran?
Desde pequeña estoy muy relacionada con el mar, los fines de semana los pasaba de camping con mi familia en Holanda y los veranos en España hasta que venimos a vivir aquí. Mis hermanos siempre han practicado surf, snow y skate y supongo que ellos me introdujeron en la cultura de tablas. Yo no soy ninguna crack encima de la tabla, pero me divierto y me encanta el estilo de vida de la cultura surf y siempre ha sido mi fuente de inspiración. Las primeras tablas de surf y skate que pinté fueron de mi hermano. Luego estudié en el Delta del Ebro, un parque natural impresionante donde la gente no suele hacer otra cosa que surf, kitesurf o windsurf, y ahí empecé a diseñar y pintar las tablas para un amigo que hacia tablas de surf custom. Así empezó todo. Supongo que ha sido una unión de mi pasión por el arte, el ambiente surf y de naturaleza que siempre me ha rodeado.




Además de pintar sobre tablas de surf y skate, ¿qué otros lienzos (improvisados o no) te interesan? ¿Qué otras técnicas de pintura te atraen?
La verdad que para mí sólo hay dos "lienzos" atrayentes:
  1. Mis libretas, que las llevo siempre encima. Es una costumbre que tengo desde pequeña. Me gusta coleccionarlas, volverlas a mirar y que no sean de tamaño demasiado grande para poderlas llevar de paseo o de viaje.
  2. Las tablas de surf, skate o snow. Cuando están usadas, me gusta que tengan ya historias marcadas en ellas: rayas, marcas, etc y que acaben en una pared pintadas sacándolas totalmente de su contexto y entorno habitual convirtiéndose en una obra de arte. Y si son nuevas y vuelven al agua, a la nieve o al asfalto, también me gusta porque tienen historias que vivir por delante y no me importa que se raje o raye el dibujo ya que estas marcas forman parte de futuras historias. En fin, me gustan los lienzos que han estado en movimiento o que volverán a estarlo.

Tu vida se ha desarrollado entre Alemania, donde naciste, y España. Incluso tienes conexiones en nuestra querida isla ;-). ¿Dónde cuelgas el gorro de lana y estiras las piernas en el sofá?; ¿a qué sitio llamas hogar?
Actualmente vivo en Barcelona y lo llamo mi hogar. Para mí es una ciudad casi perfecta para vivir: hay mar, hay montaña cerca y, sobretodo, muchas inspiraciones para el arte y el diseño todos los días.

Pero estoy acostumbrada a cambiar a menudo de hogar, a viajar y tener la familia dispersa por el planeta. Siempre estoy dispuesta a cambiar de lugar cuando lo veo necesario y que me haga avanzar en lo que hago.

Para haceros una idea: he nacido en Alemania, pasaba todos los findes en Holanda, me fui a vivir cerca de Tarragona con mis padres, he estudiado en el Delta del Ebro, cogí primeras experiencias de mi profesión en Berlín, ahora estoy en Barcelona y ¡creo que pronto estaré en California! Los días de fiesta los paso con la familia en Mallorca, Suiza o Alemania. Hogar siempre llamo al sitio actual que me haga sentir bien y cómoda, ¡da igual donde sea!


En relación a eso, tu lema “northern perfection, southern spirit” incide sobre esa mezcla de culturas que te definen. ¿Son tan perfectos los del norte y tan viscerales los del sur? ¿Es la mezcla de ambos el secreto de la armonía?
Con el eslogan me refiero a la característica más positiva que me he llevado trabajando en ambos sitios, no es una referencia personal a la gente de cada lugar. He aprendido mucho de mi familia y de mi entorno alemán a la hora de organizarme y de estructurar un trabajo. Trabajando en Barcelona me fascina la pasión de la gente a la hora de sacar un concepto y la libertad expresiva sin miedos. En cada sitio hay ventajas y desventajas, pero lo que dice mi eslogan es lo que más me ha marcado de cada lugar a la hora de aprender y trabajar.

Al final creo que cada uno construye su propia armonía a la hora de realizar un trabajo, pero a mí personalmente me gusta juntar dos conceptos completamente contrarios y hacerlos funcionar juntos por muy diferentes que sean.


JIL-LAURA PORTRAIT VIDEO from Jil laura on Vimeo.

Recientemente celebraste una expo de la mano de Ripping Magazine titulada “Arte Salvaje” con los fotógrafos Sebas Romero y David Botello. ¿Cómo fue esa experiencia?
Ha sido una experiencia única donde he vuelto a aprender muchísimo. Fue genial fusionar mi arte con el trabajo de otros grandes artistas como Sebas Romero y presentarlo juntos. Aparte para mí fue la primera vez que realmente compartí mi arte con otros sin saber como serían las reacciones, y superar este miedo y luego tener buenos resultados es lo mejor. Vino muchísima más gente de lo que pensamos y, lo más importante, nos lo pasamos todos muy bien.


Arte salvaje from Ripping Magazine on Vimeo.

En esa expo se pudo ver, entre otros muchos trabajos, el resultado de un concepto que has creado: "pure painting", donde apareces pintando desnuda. Al hilo de esto, salta a la vista que eres una mujer atractiva y que tu cuerpo es una parte importante de tu expresión artística. ¿Cómo es la relación entre tu arte y tu belleza?
Jajaja! Gracias por lo de mujer atractiva (Faltaría más, ndlr). La verdad que yo me veo una mujer normal con imperfecciones en el cuerpo como todos y que intenta superar sus miedos y su timidez en muchas ocasiones a través de su trabajo. Desde siempre me he hecho autoretratos pintando, para mí es una manera más de expresarme artísticamente y sacar y enseñar la pasión que llevo dentro por lo que hago. Para mí es muy importante que mi cuerpo y mi mente estén en armonía para tener buenos resultados pintando. Aparte de esto, me parece siempre un experimento interesante el verme delante y detrás de la cámara, interpretarme a mí misma y analizarme. La desnudez es un estado de pureza, y quiero hacer ver que mostrar un cuerpo desnudo no tiene porque ser una provocación aunque nuestra sociedad lo suele interpretar así. Muchas veces simplemente es más estético, más bonito que llevar ropa que solo ensucia la composición de la foto y que a mí me hace sentir más pura y cómoda también a la hora de pintar y transmitir arte. Y pienso que para el observador la obra puede ser más interesante y comprensiva si ve también quién la ha creado.

En el proyecto "arte salvaje" fue la primera vez que dejé el retrato de mí misma pintando en otras manos y me gustó verme por ojos de otros artistas con mi concepto "pure painting", siempre está bien verse reflejado por otros ojos también.





Cambiando de tema, ¿qué opinión tienes de esta época dorada del surfing que estamos viviendo? ¿Moda pasajera o intemporal?
Creo que hay partes del surf que son pura moda que pasarán en algún momento, pero el deporte en sí es intemporal. Por algo los reyes hawaianos ya surfeaban en tablas de madera sin saber que esto se llamaba "surf" y en el futuro a saber que objetos llegaremos a surfear. Todo pasa por modas y épocas pero a mí todo me parece interesante e inspirador. Me encanta ir con mis hermanos de surf trip con un ambiente aun más oldschool de su época, los 80/90, como también me gusta abrir las revistas actuales viendo todas estas nuevas marcas de surf que están saliendo con mucha creatividad e innovacion, sacando muchas veces el surf completamente de su contexto. La estética del surf típico está muy vista ya y ahora todo es retro de los inicios del surf o completamente nuevo con estéticas flipantes. Al haber mucha competencia, los caminos hacia ambientes y estéticas nuevas son múltiples, pero no me parece malo que el surf experimente esta evolución, lo que no merecerá la pena ya desaparecerá por sí solo.


Pues tu arte parece que va a durar, porque merece mucho la pena. Para acabar, hablemos de lo que viene. Vemos que tienes nuevos proyectos: un blog, una tienda online… ¿Qué sabremos de Jil-Laura en el futuro? ¿Cómo crees que será tu evolución?
Estoy preparando otra exposición para el mes de mayo con un concepto y una temática nueva. Todo será un poco sorpresa, pero mi modo de expresión de relacionar las tablas con la fotografía seguirá en pie. Trataré inspiraciones/ambientes clásicos del surf pero indirectos.

Mi evolución obviamente no sé como será al no tener una bola de cristal, pero seguiré haciendo lo que me gusta hacer con toda la energía que tengo, seguir compartiendo mi arte con la gente y ser independiente dentro de mi mundo que es lo que más disfruto.


BLOG: www.jillaura.blogspot.com
INSTAGRAM: @jillaura www.instagram.com/jillaura
FACEBOOK: www.facebook.com/jillaurabrettkunst

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios del blog serán moderados por el administrador. Pueden tardar un tiempo en aparecer.